La carrera de Goyeneche se desarrolló entre los años 40 y 90 del siglo pasado y tuvo dos grandes momentos: como cantante de orquesta y como cantante con orquesta. En ese pasaje se juega la identidad del artista.